top of page
Buscar

No seas un reciclador aspiracional

Por Jana Fischback, Directora ejecutiva de SNCW


En las tres R: reducir, reutilizar y reciclar, "reciclar" se enumera a propósito como la última opción porque las otras dos son mejores opciones. Aún así, el reciclaje en conjunto “single-stream” es un servicio maravilloso que debemos aprovechar pero puede ser complicado. Este blog se centra principalmente en el reciclaje en el hogar, a través del proveedor que muchos usamos en el Norte Central de Washington: Waste Management (WM). Lea algunos consejos al final para descubrir otras opciones de reciclaje que existen aparte del bote de basura de su casa.

 

Me gusta el consejo: "no seas un reciclador aspiracional". Es decir, no solo pienses que haces bien con el reciclaje porque cada vez que decides si algo es reciclable o no, lo echas a la basura y piensas: "¡no importa porque allá decidirán si lo es o no!" Yo también he sido culpable de esto, pero solo causa más trabajo para Waste Management y, con el tiempo, aumenta los costos para nosotros como consumidores de su servicio. Una cosa para tener en mente es que el reciclaje, aunque parezca ser un servicio gratuito en tu factura, realmente no lo es. Dependiendo del lugar dónde vives, el costo del reciclaje puede estar incluído en tu factura de basura. La opción de agregar un contenedor de reciclaje "gratis" en casa existe para animarte a hacerlo. Pero puedes estar seguro que estás pagando para que WM recoja y clasifique tus materiales reciclables.


El tema del reciclaje se ha complicado aún más desde que China anunció que ya no aceptará la mayoría de los reciclables estadounidenses. Y aunque pienses que estamos trabajando hacia un mundo en el que eventualmente todo se reciclará fácilmente, en realidad parece que vamos en la dirección contraria. Muchos lugares locales ya no aceptan vidrio. No es una locura pensar que a medida que los mercados nacionales resuelven esto, las empresas que recolectan y clasifican (luego venden) materiales reciclables, como Waste Management, pudieran comenzar a aceptar menos materiales en el futuro.

Tuve la oportunidad de visitar el centro de tecnología Spokane Materials and Recycling Technology (SMaRT) Center de la empresa Waste Management. Steven Gimpel, el Coordinador de Educación y Alcance de Reciclaje para la región, fue mi guía de visita. La instalación, que se abrió en 2012, es donde se clasifica todo nuestro reciclaje de acera. Parece ser que hay muchos mitos sobre lo que sucede realmente con nuestro reciclaje una vez que lo echamos en el bote de basura, por lo que fue excelente idea ver cómo se maneja. El centro SmaRT, tiene una tecnología de punta y de última generación increíble, y al mismo tiempo depende muchísimo con el cumplimiento de las personas que envían sus materiales allí (tú y yo). Fue impresionante ver cómo se clasificaban el papel, el vidrio, el aluminio, la hojalata, el cartón y todo tipo de plásticos a lo largo de la línea en esta instalación de 62,000 pies cuadrados. Pero también me di cuenta que sí importa la manera como reciclamos en casa. El problema más notable son las bolsas de plástico. Se enredan en la maquinaria y como resultado la clasificación tiene que pausarse varias veces al día para removerlas. Steven dijo que en días buenos esto sucede solo cuatro veces, pero en el peor de los casos, puede suceder hasta cada media hora, ¡o sea unas 20 veces por día! Además de las bolsas, lo mismo puede suceder con cosas tales como mangueras, cuerdas y alambres. Estos artículos, en adición a las bolsas de plástico y otros plásticos delgados, nunca deben echarse en el contenedor azul de WM, más bien deben llevarse a una de las tiendas en el valle que los recolectan para reciclarlos.

La operación de clasificación en el centro SMaRT está altamente automatizada, pero también hay personas que están clasificando a mano.

Escuché lo siguiente durante la visita guiada y creo que es muy útil: hay una gran diferencia entre lo que es reciclable y lo que es clasificable. Si bien es cierto que el plástico tal vez tenga un símbolo de reciclaje en la parte inferior pero, ¿se puede separar eficientemente de todos los demás artículos de plástico en el contenedor? Y una vez que lo sea, ¿valdrá la pena que una empresa lo compre de Waste Management para reciclarlo en algo nuevo? La respuesta a esas preguntas es la razón por la que a pesar de que el plástico pudiera tener un número 3, 4, 5, 6 o 7, es posible que aún así no se recicle fácilmente. Los plásticos #1 y #2 son relativamente fáciles de clasificar y reciclar. El plástico #1 (PETE o PET) es típicamente de color claro y se encuentra en botellas de soda, recipientes de aderezo, frascos de crema de cacahuate y botellas de enjuague bucal. El plástico #2 (HDPE) por lo normal es de algún color o de color blanco y se puede encontrar en botellas de detergente para ropa y galones de leche.


Sin embargo, de acuerdo a Steven, los plásticos #3-7 son dificiles de clasificar, y generalmente causan la contaminación de los plásticos "buenos" (#1 y #2, preferiblemente en forma de botella). Aunque técnicamente los #3-7 se pueden reciclar, los mercados para comprarlos son débiles y turbulentos. Además, al considerar otras métricas como la reducción de gases de efecto invernadero, los plásticos #3-7 tienen algunos de los peores retornos de inversión en el proceso de reciclaje, según Steven. Dijo además que como estado, el 15% de nuestra basura sigue siendo papel, incluido el cartón. Así que dijo que en lugar de centrarnos en estos detalles de plástico que pueden ser confusos, es mejor que nos enfoquemos en cosas como el cartón que son fáciles de recolectar y reciclar.

De manera que cuando sea posible, seguir esforzándonos por evitar los plásticos # 3-7 suena como buena idea. El número 4, que viene siendo el polietileno de baja densidad (LDPE), se encuentra en las bolsas de compras de comestibles y se puede reciclar, pero como se dijo, no a través de Waste Management (a continuación ve mi consejo sobre los sitios de entrega en los supermercados). Los plásticos número 6 (poliestireno, más comúnmente conocido como espuma de poliestireno) se consideran como difíciles de reciclar (a continuación ve mi consejo sobre Dolco) y tampoco son aceptados por Waste Management.


Echa un vistazo a este video para ver parte del equipo impresionante que utiliza el centro SMaRT para clasificar los plásticos. El equipo puede "ver" el tipo de plástico que es y luego lo deja caer o dispara un soplo de aire para separarlo.


Aquí hay algunos consejos para reciclar más allá de lo que va en tu contenedor azul:

  • Tal vez ya estés al tanto que las bolsas de plástico para comestibles deben empaquetarse y llevarse al supermercado. Pero un consejo secreto es que se pueden reciclar otros artículos además de las bolsas de comestibles de este modo. En general, la manera de saber si el plástico puede reciclarse junto con estas bolsas es que debe poder estirarse y no quebrarse. Los plásticos que pueden incluirse junto con las bolsas de comestibles incluyen bolsas para periódicos, envolturas de estuches (como el se usa para envolver una caja de botellas de agua), envoltura de servilletas, toallas de papel, y de papel higiénico, bolsas de pan, bolsas de limpieza en seco (dry-cleaning), plásticos de empaquetar que contienen aire (como lo que viene en cajas cuando ordenas algo en línea), bolsas de almacenamiento de alimentos como Ziplocks y bolsas para frutas y verduras. Hasta he encontrado algunos tipos de plástico de burbujas de Amazon (ver foto) que tienen un símbolo para reciclarlos en los supermercados. Para obtener más información, tal como las ubicaciones de los sitios de entrega, visita bagandfilmrecycling.org.

  • Aquí en el valle se nos presenta una oportunidad única para reciclar el plástico #6: poliestireno. Lleva tus cartones de huevos (¡limpios y secos!), bandejas de carne, bandejas que se usan para llevar comida de los restaurantes, vasos de "espuma de poliestireno" y otros plásticos #6 a Dolco, en 1121 S. Columbia St en Wenatchee.


La lección general es que, aunque en teoría un artículo puede ser reciclable, es posible que en realidad no sea una buena opción. Aprender un poco sobre lo que sucede entre bastidores puede ayudarte a realizar compras más inteligentes, encontrar formas de reutilizar o reducir en lugar de reciclar, y dejar de ser uno de esos "recicladores aspiracionales" que tiene un contenedor azul lleno hasta el borde cada semana.


14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page